Cómo Hassib le encontró el gusto

Hassib era un policía en Afganistán. Ahora es él quien se ocupa de la cocina de “Alcántara”, el café-bar del Centro Comunitario de “Pianofabriek”.

Cuando Hassib (28) llegó a Bélgica en 2015, no sospechaba que unos años más tarde se convertiría en un cocinero profesional. Hassib: "Nunca pensé que haría algo con la cocina. En Afganistán trabajé como policía, una profesión completamente diferente. A veces ayudaba a mi madre en la cocina, pero eso era todo."

Hassib in de keukenHassib de policía a cocinero

Hassib: "Una vez que llegué, les pregunté a varias personas qué hacer. Así es como acudí a bon. Seguí el programa de integración cívica en el idioma pastún, el cual me ayudó mucho. Aprendí neerlandés y aprendí más sobre Bélgica, sobre la vivienda y sobre las oportunidades de capacitación y laborales que existen.

Bon también lo puso en contacto con otras organizaciones socioculturales, como Groep INTRO y Jes vzw. Hassib: "Me asistieron con mi orientación laboral y me mostraron el sector de la hostelería. Finalmente, terminé en COOVI, donde me capacité como empleado de cocina, empleado de cocina industrial y ayudante de cocinero. Mientras tanto, también trabajé como voluntario en el restaurante de un club de tenis. Así descubrí nuevas recetas y pude practicar mi neerlandés".

"¿Qué estoy haciendo aquí?"

Hassib admite que tomó un tiempo para que la cocina se convirtiera en una pasión. Hassib: "Para ser honesto, al principio lo hice principalmente por razones financieras. Quería encontrar trabajo lo antes posible para llegar a fin de mes. Cuando seguí mi capacitación como ayudante de cocina, primero pensé: ¿qué estoy haciendo aquí? Pero cuanto más me familiarizaba con la cocina, más empezaba a disfrutarla. Ahora me encanta mi trabajo".

Estofado y lasaña

Hassib está fascinado por la cocina europea. Hassib: "En Afganistán tenemos en gran medida los mismos ingredientes que aquí, pero usamos más comino y eneldo, por ejemplo. En casa ahora comemos una mezcla de platos europeos y afganos. Mi esposa acaba de llegar de Afganistán y le encanta la lasaña. Le enseñé a prepararla. También nos gusta el estofado. Es mi plato belga favorito."

Un restaurante propio

¿El gran sueño de Hassib? Volver a ser policía algún día. Pero el camino hacia él es largo. "Entre otras cosas, debes tener un buen dominio de los idiomas y ser admitido en la formación. A corto plazo, me gustaría tener mi propio restaurante. Elaborar un plan de negocios y mejorar mi neerlandés: eso está en la agenda por el momento.

 

laaggeletterde moeders

La palabra de tres jóvenes madres

Maimouna, Stella yWissal siguen actualmente un programa de integración cívica adaptado a los padres con bajo nivel de educación.

Rebeca

Rebeca sueña con un trabajo en el sector asistencial

Rebeca de Rumanía lleva más de diez años viviendo en Bélgica, pero hasta hace poco no salía mucho...

El próximo curso en Español comienza el 02/08/2021.